jueves, 10 de noviembre de 2016

Reseña: El día que el cielo se caiga de Megan Maxwell


Título: El día que el cielo se caiga
Autor: Megan Maxwell
Editorial: Esencia
Fecha: Mayo 2016
Páginas: 413















SINOPSIS:


Alba y Nacho se conocen desde que eran niños. La conexión entre ellos es muy especial y aumenta con el paso de los años, hasta que ella se casa y, obligada por su marido, se distancia de él. 

Nacho se marcha a Londres. Allí encontrará al amor de su vida, a quien luego perderá a causa de una desconocida enfermedad. Alba, que no sabe lo mal que lo está pasando su amigo, acude a él tras su fracaso matrimonial. Su reencuentro crea una unión irrompible, pero al cabo de poco tiempo ella descubre que Nacho también está enfermo. 

En su afán por ayudarlo a luchar contra lo que parece inevitable, Alba conocerá a Víctor. Y lo que en un principio no son más que encuentros fortuitos, se acaba convirtiendo en un amor incondicional que le permitirá superar sus miedos e inseguridades. 

Esta novela hará que te cuestiones varias cosas: ¿por qué el destino es capaz de hacernos encontrar a nuestra media naranja en el peor momento de nuestra vida? ¿Por qué siempre decimos que se mueren los buenos y los malos se quedan aquí para fastidiarnos? Si quieres conocer el desenlace de esta tierna, emotiva y dura historia de amor y amistad, no te pierdas El día que el cielo se caiga.


OPINIÓN PERSONAL:



El libro empieza cuando los personajes principales aún son niños, en los primeros capítulos los veremos crecer y convertirse en adultos siempre inseparables, hasta que, por culpa de terceras personas, se distancian tanto física como emocionalmente.

Lo primero que tengo que decir de este libro es que es una historia dura, vamos, que es un libro de llorar.

El libro está escrito en tercera persona, por lo que aunque los protagonistas sean Alba y Nacho también sabemos pensamientos y sentimientos de los personajes secundarios.

La trama principal es la relación entre Alba y Nacho, me ha gustado mucho que no sea una relación romántica, sino de amistad, porque aporta algo nuevo. La trama romántica ocupa un plano muy secundario.

Nacho y Alba tienen una relación muy especial un amor que ellos sienten de hermanos, familia. A veces, no necesitas tener un lazo sanguíneo con una persona para ser su familia.

"La sangre te hace pariente, pero sólo la lealtad y el amor te hacen familia"

Lo que más me ha gustado es que está muy bien ambientada, en Madrid, en una época donde los prejuicios y el qué dirán están a la orden del día. Estamos en los años 80: la discoteca Joy Eslava, la movida madrileña, etc.

El personaje de Nacho es quizá el que más me ha gustado, ha tenido una vida muy dura desde el comienzo, perdió a sus padres en la infancia y se fue a vivir con su abuela junto a sus dos hermanos, a lo largo de la historia sigue sufriendo los reveses de la vida. Pero él es una persona luchadora, sigue disfrutando de los pequeños momentos de su día a día. Así llega su última desgracia: una grave enfermedad. Aquí Maxwell nos relata una horrible realidad que sufren muchos enfermos: la soledad.

Si bien la historia de Nacho es una versión algo optimista de la enfermedad, pues casi toda su familia le apoya y está con él un sus peores momentos apoyándole incondicionalmente, especialmente su mejor amiga – hermana Alba, muchos de los personajes secundarios están solos. Así, Maxwell trata, de forma delicada y respetuosa, la importancia del apoyo y compañía a los enfermos. Sobre todo en enfermedades como esta (sida) que producen un rechazo social. Como bien dice la autora en la nota al final del libro, ¿por qué dependiendo de la enfermedad algunos afectados no reciben el mismo apoyo y cariño de sus familiares?

El personaje de Alba sinceramente no me ha gustado mucho, especialmente al principio. Alba es una joven ilusa que sueña con encontrar el amor verdadero y vivir una vida de cuento de princesas. Así conoce a Sergio y proyecta en él toda esta ilusión pese a que él da claramente la impresión de no corresponder esta idea; el final de este romance es bastante predecible. Entonces Alba pasa a tener una opinión totalmente contraria del amor, desconfía de los hombres y no quiere ninguna relación estable, decide centrarse en Nacho y en apoyarle en su enfermedad. Entonces conoce a Víctor, y tendrá que volver a confiar en que no todos los hombres son iguales.


La verdad es que el libro no está mal pero no me ha terminado de gustar, leyendo la sinopsis uno se entera de la mitad de la trama. Aunque me ha gustado es que se hable del sida, una enfermedad que produce muchos prejuicios sociales. Aun hoy en día hay muchas ideas preconcebidas con este tipo de enfermedades.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario