Reseña: Cuida de mí de Daniela Sacerdoti


Título: Cuida de mí        
Autor: Daniela Sacerdoti       
Editorial: Libros de seda       
Fecha: Julio 2014        
Páginas: 280      

Tras años de fallidos tratamientos de fertilidad, un marido infiel y una familia opresiva, a Eilidh Lawson no le queda nada. Desesperada por hallar consuelo, decide marcharse al único lugar que siempre ha considerado su hogar: Glen Avich, el pequeño pueblo de las Tierras Altas de Escocia donde creció.  Allí, mientras trata de rehacer su vida, se da cuenta que no es la única que lucha por superar un pasado doloroso.

Jamie McAnena, un amigo de su infancia, se enfrenta a un futuro de padre soltero después de que la madre de su hija Maisie le abandonara para hacer carrera en Londres y de que incluso su propia madre, Elizabeth, falleciera.  Sin embargo, a veces la realidad va mucho más allá de lo que se ve a simple vista. A pesar de sus muchos reparos, una serie de curiosas circunstancias acabarán por unir a Jamie y Eilidh. Y es que incluso cuando todo parece perdido, la ayuda puede llegar de donde menos te lo esperas. 

OPINIÓN PERSONAL:

Tenía muchas ganas de leerme algo romántico, ya que hacía mucho que no leía nada de este género y vi este libro que, aunque es de hace varios años, no lo conocía, leí bastantes buenas críticas y me lance a por él. Y la verdad, me lo esperaba mejor.

Ya con leer la sinopsis nos damos cuenta de que trata temas muy duros, es un libro sobre amor y sentimientos. Mi percepción de este libro es que trata del amor en general, no solo del romántico, ya desde el principio nos muestra la importancia de la familia, de los amigos, de la gente con la que nos rodeamos.

El punto fuerte del libro son los personajes, están muy bien perfilados, cada detalle de su historia está muy cuidado. Cada capítulo está escrito en primera persona desde el punto de vista de un personaje distinto, casi todos son de Eilidh y Jamie pero también encontramos bastantes de Elisabeth (madre de Jamie), Shona (hermana de Jamie), e incluso alguno de Maisie.

Nos encontramos a Eilidh en la crisis más intensa de su vida, es una mujer perdida en su propio dolor. Tras años intentando ser madre con el único resultado de un aborto, distanciada de su marido que tiene una aventura y sin el apoyo de su insensible familia decide ir a Escocia, a un pueblo de las Tierras Altas donde pasó los mejores momentos de su infancia. Allí vive con su tía y encuentra un trabajo en una tienda, decidida a cambiar su vida e intentar ser feliz.

También se encontrara con un amigo de su infancia: Jamie. Jamie es un hombre con el corazón roto, hace cinco años que le dejó su mujer y hace tres que murió su madre con la que estaba profundamente unido, ahora su vida se centra en su trabajo y su hija, resignado a no volver a encontrar el amor. Jamie cuenta con el apoyo incondicional de su hermana Shona, que cuida de ellos y es la influencia femenina de Maisie.

También cabe mencionar un tercer personaje: Elisabeth. Elisabeth es la difunta madre de Jaimie que sigue presente en su vida en forma de espíritu, la idea de este personaje no me convencía mucho al principio ya que no me van mucho los elementos sobrenaturales en las novelas pero he acabado por acostumbrarme y no está mal.

La novela está ambientada en Escocia, aunque no está especialmente detallada. Es cierto que en este tipo de novelas, de personajes con conflicto interno, la ambientación pasa a un segundo plano, pero me ha parecido curioso que con todo el detalle y cuidado que tiene la autora para describir algunas cosas como la ropa que lleva la niña prenda por prenda casi a diario, podría haber descrito un poco este bello lugar que es Escocia. Pero tampoco se puede juzgar las prioridades de cada uno, si bien me ha parecido extraño por lo bien creados que están los personajes.

Respecto a la relación de Jaimie y Eilidh, me ha costado un poco creérmela, la novela casi no tiene diálogos ni acción, prácticamente el 80% de la misma son pensamientos, reflexiones y sentimientos de los personajes.

Por ejemplo los encuentros de los dos personajes principales son escasos y cuando se producen ambos actúan tímidamente, pero tenemos que creernos que tienen una relación muy profunda. En ocasiones, en estas reflexiones interinas de los personajes, leemos que están preocupados por algún problema que tiene el otro, por lo que suponemos que su relación es en efecto profunda hasta el punto de hablar sobre dichas intimidades, pero esta intimidad nunca se ve reflejada en el libro.

Otro punto al que llega esta falta de dialogo y acción es de hablar en el presente de que le acaban de llamar por teléfono a Eilidh para decirle algo en vez de reproducir en un dialogo la conversación telefónica.


Mi opinión personal es que la novela no está mal, entretiene, pero le falta mejorar.

Comentarios