Reseña: La ciudad desolada de Ransom Riggs


Título: La ciudad desolada        
Autor: Ransom Riggs       
Editorial: Cross Books       
Fecha: Septiembre 2016        
Páginas: 480


Continúa el viaje extraordinario con la huida de Jacob Portman y sus insólitos amigos en busca de una cura para su querida maestra, Miss Peregrine. Perseguidos por sus enemigos, al llegar a Londres encuentran una ciudad destrozada por las bombas en las que el peligro acecha en cada esquina. A pesar de su valentía y fortaleza, deberán enfrentarse a retos que desafiarán sus asombrosas habilidades. ¿Cómo sobrepasar todos los obstáculos de un mundo en el que humanos y peculiares libran guerras paralelas?

OPINIÓN PERSONAL:

Contiene spoilers del primer libro.


Cuando leí El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares quedé deslumbrada por sus fotos y como las relacionaron con la historia y los personajes. La trama tan bien hilada, un equilibrio entre inocente y a la vez algo perturbadora. Si bien es verdad que mucha parte de la novela era introductoria y algo pesada de leer (aunque necesaria), me gustó mucho más que esta segunda parte de la saga.

El punto fuerte de la saga son los niños peculiares, es la gracia del libro y, en esta segunda parte, su papel tendrá un mayor protagonismo, aunque Jacob siga siendo el protagonista principal. Personalmente me encantan los personajes secundarios, creo que son uno de los detalles que hacen meternos más profundamente en la historia. En este libro conoceremos más a fondo a nuestros niños peculiares pues están mejor definidos, sus rasgos y personalidades diferenciadas, además irán surgiendo nuevos personajes según avanza la historia. Mis favoritos siguen siendo Enoch y Millard. Es muy curioso que realmente hablamos de ancianos que han vivido siempre como niños.
Algo que me ha gustado mucho, es que en las primeras páginas tenemos un listado de los niños peculiares donde se incluye sus fotos, nombres y una pequeña descripción de sus capacidades. Es muy útil, así si dudamos en cualquier momento de quien es quien no tenemos más que volver al inicio y buscarlo. Me recordó a los libros de Agatha Christie que siempre tenían un índice al principio con todos los personajes que aparecían en cada novela.

Me siguen encantando las fotos, es lo que más llama la atención, el hecho de que sean fotos reales que Riggs encontrara en mercadillos y colecciones y como perfila toda la trama a partir de ellas. Esas fotos tan espeluznantes que no tienen ninguna explicación. Es algo muy original, siguen siendo la clave de la saga.

La trama comienza justo donde termina el primer libro. Los niños peculiares huyen de los huecos, su bucle ha sido capturado, han perdido su hogar y tienen que marcharse de la isla Además, tienen que encontrar una cura a tiempo para Alma Peregrine, para que pueda recuperar su forma original. A partir de ahí, nos encontramos con mucha acción, los niños no tendrán ni un segundo de respiro, ya que no salen de un problema y ya se están metiendo en otro.  Estamos ante una doble guerra la guerra peculiar y la Segunda Guerra Mundial.

La historia está narrada por Jacob, como en el primer libro. En éste encontramos ciertos cambios en el personaje, Jacob con su peculiaridad recién descubierta, tiene un sentimiento de deber con los niños y Miss Peregrine, sabe que tiene un papel importante en el grupo. Jacob ya está integrado con los niños peculiares, sabe que su lugar ahora mismo está con ellos.

Aunque los personajes estén muy bien detallados, la ambientación no tanto. Para encontrarnos en Londres en una situación de bombardeos constantes por parte de los alemanes me hubiese gustado alguna descripción un poco más detallada. Sé que Riggs se apoya mucho en las fotos para sus descripciones, que es un gran recurso, pero en este caso me ha faltado algo de ambientación para ponerme en situación.

Otra cosa que sigue sin gustarme es el aspecto romántico, en esta segunda parte sigue sin atraerme la idea, además de que resulta algo forzada. El triángulo amoroso Jacob – su abuelo – Emma ya me parecía algo de mal gusto, sin contar que ella es una adulta en el cuerpo de una niña.

Y por último, el hecho de que sea una saga. Ya lo expresé cuando escribí sobre la película. No me parece que sea una historia como para una saga y esta segunda parte me ha resultado algo pesada en muchas ocasiones, a veces quitándome las ganas de seguir leyendo. Me hubiese encantado la idea de un libro único, aun así leeré el tercero para ponerle un punto final a la historia.


Comentarios