Reseña: El amor en el jardín de las fieras de Juan Eslava Galán


Título: El amor en el jardín de las fieras        
Autor: Juan Eslava Galán       
Editorial: Espasa       
Fecha: Septiembre 2016        
Páginas: 416       

En octubre de 1940, cuando Himmler realizó su célebre visita a España, el alemán tenía en mente visitar una excavación arqueológica, con el fin de poder analizar si había restos en el país de lo que pudiera considerarse raza aria. Una mujer, del entorno de la organización Ahnenerbe (la que velaba en Berlín por la pureza de la raza), le acompaña a la excavación y allí descubre a un chico joven, rubio, esbelto y guapo. Este joven acaba en Berlín, en Ahnenerbe, donde varios estudios lo consignan como el ario perfecto y es reclutado en una casa- cuna, en la que prácticamente actúa de semental para mujeres. El joven hace amistades en Berlín, entre ellas varias del círculo diplomático. Y también se enamora, pero lo hace de una judía. Esto será el detonante para que se inicie un proceso en su contra. Proceso que terminará con él en la División Azul para purgar sus pecados y ayudar a un amigo aristócrata.

OPINIÓN PERSONAL:
El amor en el jardín de las fieras, es la última y gran novela de Juan Eslava Galán, nunca había leído narrativa de éste autor, conocía algunos de sus libros de historia, divulgación y biografías, pero nada ficticio. Nos encontramos ante un apasionado relato de la II Guerra Mundial con un montón de elementos: históricos, políticos, espionaje, románticos, bélicos, etc.
El libro comienza en España, tras la Guerra Civil. Tenemos a Caiser, un español que tuvo la desgracia de participar en la guerra en el bando perdedor y ahora se enfrenta a las consecuencias, un día trabajando en una excavación se fija en él Meike, una alemana que realiza estudios sobre la pureza de la sangre aria. Caiser es alto, rubio, con ojos azules; vamos, el prototipo ideal de alemán. Así pues, Meike le propondrá un viaje a Berlín para poder estudiarlo a fondo, Caiser se verá obligado a aceptar por la  situación tan dura que atraviesa su familia en España.
Lo que más llama la atención de la novela es la parte referente a los lebesborne que surgen en la Alemania nazi, una organización que consistía en crear la raza perfecta, mediante la procreación entre hombres y mujeres alemanes de raza aria. El propósito de ésta organización atendía a la mentalidad del Führer de aumentar lo máximo posible la población para extenderse por la mayor parte de territorio posible. El objetivo era exterminar otras razas “inferiores” y extender la raza aria por el este de Europa, y más tarde por el resto de Eurasia.
A estos lebesborne, es donde Meike lleva a Caiser para usarle como semental capaz de inseminar a cientos de mujeres, para criar a los niños alemanes perfectos.
Otro elemento que me ha gustado mucho del libro es el gran humor del autor, y es que ésta es una novela con la que uno se ríe y mucho. Aquí cabe mencionar la enorme diferencia de la mentalidad española con la alemana. Los españoles (como siempre) tan alegres y fiesteros chocando con el sentido del deber y obediencia alemán, por lo que, podremos imaginar los hilarantes comentarios y pensamientos que tienen los españoles ante el modo de vida alemán.
Los personajes principales de la novela son Meike von Appen  y Herminio Caiser. Caiser, además de adonis, es un hombre que está atrapado por las circunstancias que le rodean (desde luchar en la Guerra Civil en el bando que le toca hasta ser usado como semental), él es inteligente, no se deja embaucar, pero sigue la corriente porque sabe que es algo contra lo que no puede luchar.
Meike es el prototipo perfecto de mujer alemana, salvo por el hecho de que no está casada ni tiene hijos, pero los demás valores los cumple a raja tabla. Pese a ser una mujer seria, comprometida con la causa nazi, poco a poco irá entrabando amistad con Caiser y el resto de españoles que viven en Berlín.
Los personajes secundarios son también importantes en la novela, aquí tenemos los amigos españoles de Caiser en Berlín con los que irá a burdeles y fiestas de todo tipo, de entre éstos cabe destacar a Cayetano, hijo de la marquesa de Castilfloro, que ocupa un puesto diplomático en la embajada de España en Berlín. También tenemos a Rachel y su padre, unos judíos que vivían anteriormente en la casa donde se aloja Caiser y a los que éste protegerá, hasta tal punto que acabará enamorándose de Rachel.
Está claro que Juan Eslava Galán es una autor increíble con una gran carrera, ha escrito montones de libros (incluso es capaz de escribir varios al año), sus conocimientos de historia son amplísimos, ya que se dedica a éste género tanto en ficción como en no ficción.
Por todo esto, la ambientación del libro es perfecta en cuanto a su contexto histórico y geográfico, están cuidadísimos todos los detalles, desde el modo de hablar de los españoles, el modo de vida alemán, los alimentos de la época, etc. Por ponerle una pega, para mi gusto, el autor da demasiado detalle en las descripciones, en ocasiones resulta algo pesado de leer, ya que se desvía mucho de la acción.
Si bien el libro me ha gustado mucho hay una serie de cosas que no me han convencido.
Lo que más falla de la novela es que al estar tan dispersa la trama (espionaje, amor, política, guerra, etc) y ningún elemento sobresale de otro, pierde algo de fuerza. No termina de quedarme claro cuál es la trama principal y cuales las subtramas. Hay ocasiones como por ejemplo el espionaje que realiza Caiser en el despacho de su profesor, que parece que va a tener una mayor importancia y de repente se deja de lado, y nos olvidamos de ello.
Por el título podría parecer que el amor es la trama principal, aunque si tuviese que elegir ésta sería mi última opción, ya que la relación amorosa entre Rachel y Caiser no es nada creíble. Ya empieza siendo una especie de amor a primera vista, pero es que Rachel apenas aparece en el libro, no se profundiza sobre ella ni sobre la relación que mantienen, da la sensación de que ni se conocen. Esto me parece curioso porque el autor nos muestra todos los detalles de la relación entre Caiser y Meike o incluso entre Caiser y Cayetano u otros amigos menos importantes, pero de Rachel ningún detalle y se supone que están enamoradísimos.
El libro me ha gustado, pero no encantado. La verdad es que entretiene mucho, me ha gustado conocer el Berlín de los años 40, una ciudad moderna, ordenada, limpia, sin apenas constancia de una guerra que parece desarrollarse a años luz de allí. Pero a la vez, hay muchas cosas que me han fallado de la trama.
Para resumir la parte histórica me ha fascinado pero la historia detrás de ésta ambientación me ha decepcionado. Espero que a vosotros os haya gustado más que a mí. 

Comentarios