sábado, 18 de febrero de 2017

Reseña: Como fuego en el hielo de Luz Gabás

Título: Como fuego en el hielo        
Autor: Luz Gabás       
Editorial: Planeta       
Fecha: Febrero 2017        
Páginas: 573















SINOPSIS:

El fatídico día en el que Attua tuvo que ocupar el lugar de su padre supo que su prometedor futuro se había truncado. Ahora debía regentar las termas que habían sido el sustento de su familia, en una tierra fronteriza a la que él nunca hubiera elegido regresar. Junto al suyo, también se frustró el deseo de Cristela, quien anhelaba una vida a su lado y, además, alejarse de su insoportable rutina en un entorno hostil. Un nuevo revés del destino pondrá a prueba el irrefrenable amor entre ellos; y así, entre malentendidos y obligaciones, decisiones y obsesiones, traiciones y lealtades, Luz Gabás teje una bella historia de amor, honor y superación.

Los convulsos años de mediados del siglo xix, entre guerras carlistas y revoluciones; la construcción de un sueño en las indomables montañas que separan Francia y España; y una historia de amor que traspasa todas las barreras. Una novela escrita con el apasionante pulso narrativo de la autora de Palmeras en la nieve.


OPINIÓN PERSONAL:

No estaba muy convencida de leer esta novela en un principio, pues no me gustaron especialmente las novelas anteriores de Luz Gabás, sin embargo, he de decir, que este es el mejor trabajo de ésta escritora con creces, me ha gustado mucho no, muchísimo, tanto que no tengo palabras para describirlo.

La trama comienza captando nuestra atención con la celebración de un duelo, un duelo cuyas consecuencias cambiarán la vida de muchas personas.

Matías y Attua son dos jóvenes del Pirineo Aragonés que estudian en Madrid, una noche salen a divertirse y la situación se les va de las manos teniendo que salir a toda prisa de la ciudad y Matías del país. Después de poner a su amigo a salvo, Attua vuelve a casa donde descubre que su padre ha muerto, por lo que no le quedará otra opción de cambiar sus planes de futuro para quedarse a cuidar de su madre y hermana y llevar el negocio familiar, unas termas o piscinas naturales de la región. Ésta situación también frustra su destino con Cristela, la mujer a la que ama, con la que había hecho planes para contraer matrimonio y vivir en Madrid.

La acción se desarrolla en el siglo XIX, en una época de guerras carlistas y revoluciones, a ambos lados de los Pirineos, especialmente en las localidades de Luchón, Canterets y Bagnerés al sur de Francia y en el Pirineo Aragonés en la localidad de Albort en España.

Al igual que en sus anteriores novelas, en ésta, Luz Gabás nos ofrece una historia de amor, y aunque toda la trama se base en éste romance, el estilo de la autora no es sentimentalista o pasteloso (lo cual yo agradezco). En cambio, destaca una prosa impecable, muy cuidada y trabajada, tanto con sus personajes como con su ambientación, que nos atrapa y nos parecerá que somos un ciudadano más de Albort, que conocemos este lugar y sus gentes desde siempre.

Un aspecto que me ha gustado especialmente de la trama, es conocer cómo se puso de moda el turismo termal en esa época entre la aristocracia, donde se buscaba la cura física y espiritual en un principio, pero más tarde se convirtieron en centros de ocio con comercios, teatros y hasta casinos.

El libro está escrito en tercera persona, alternando desde los puntos de vista de Cristela y Attua principalmente, aunque también encontremos unos pocos de algún personaje secundario.

Respecto a los personajes he de destacar principalmente el de Cristela, una mujer inteligente, con grandes aspiraciones que pese a su difícil condición no se conformará y luchará siempre por lo que se proponga. Me ha parecido uno de los personajes mejor construidos que he visto desde hace mucho tiempo.

El otro personaje principal es Attua, un hombre con un gran valor moral y sentido de la justicia resignado a vivir la vida que le ha tocado (vamos todo lo contrario a Cristela). Si bien personalmente no he podido evitar enfadarme con ciertas acciones de Attua o desear que hubiese hecho otras cosas en lugar que las que hizo, es cierto que de haber hecho Attua lo que yo quería el libro se hubiese acabado muy pronto. A veces resulta imposible cuando lees no imaginar lo que te gustaría que pasase, con este libro me ha pasado mucho.

También nos encontramos muchos personajes secundarios y todos ellos me han encantado, especialmente Aurore y Shelton.

Lo que más destaca de los personajes es que todos ellos sufren una evolución, todos tienen sus virtudes y defectos y lo más importante: sus conflictos internos.

Si en algo destacan las obras de Luz Gabás es en su ambientación. Y en esta no iba a pasar lo contrario, nos encontramos unas increíbles descripciones de estos hermosos paisajes y lugares del Pirineo. Es difícil no sentir la imperiosa necesidad de viajar a ésta región aragonesa para contemplar con nuestros propios ojos lo que ya hemos contemplado mentalmente gracias a esta grandísima autora.

Para finalizar no quiero más que recomendaros a todos esta lectura, y esperar que la disfrutéis tanto como yo. Sé que no estamos más que a febrero pero creo estar ante uno de los mejores libros de éste año.       

No hay comentarios:

Publicar un comentario