Reseña: Los besos en el pan de Almudena Grandes

Título: Los besos en el pan     
Autor: Almudena Grandes       
Editorial: Tusquets Editores       
Fecha: Noviembre 2015        
Páginas: 336

¿Qué puede llegar a ocurrirles a los vecinos de un barrio cualquiera en estos tiempos difíciles? ¿Cómo resisten, en pleno ojo del huracán, parejas y personas solas, padres e hijos, jóvenes y ancianos, los embates de una crisis que «amenazó con volverlo todo del revés y aún no lo ha conseguido»?

Los besos en el pan cuenta, de manera sutil y conmovedora, cómo transcurre la vida de una familia que vuelve de vacaciones decidida a que su rutina no cambie, pero también la de un recién divorciado al que se oye sollozar tras un tabique, la de una abuela que pone el árbol de Navidad antes de tiempo para animar a los suyos, la de una mujer que decide reinventarse y volver al campo para vivir de las tierras que alimentaron a sus antepasados… En la peluquería, en el bar, en las oficinas o en el centro de salud, muchos vecinos, protagonistas de esta delicada novela coral, vivirán momentos agridulces de una solidaridad inesperada, de indignación y de rabia, pero también de ternura y tesón. Y aprenderán por qué sus abuelos les enseñaron, cuando eran niños, a besar el pan.

OPINIÓN PERSONAL:

Hoy os presento Los besos en el pan de Almudena Grandes, una lectura interesante, pero un tema muy duro. La verdad es que este libro llego a mí de casualidad (me lo regalaron firmado por la autora y después de casi un año en mi estantería al final me lo acabe leyendo), no suelo leer este tipo de novelas, ya que yo me implico mucho emocionalmente con mis lecturas y los dramas me afectan mucho, y además esta es una situación que desgraciadamente vivimos en nuestro país actualmente.

Nos encontramos ante una novela coral, narra la historia de un barrio cualquiera de Madrid, y de la vida de una serie de personas de diferentes clases sociales y económicas que viven en él. Encontramos distintos tipos de personajes: empresarios que se han visto obligados a bajar sus precios, profesionales de altos  cargos que ya no son lo que eran, trabajadores humildes, parados, inmigrantes, etc, todos tienen algo en común: sus vidas se han visto afectadas por la crisis. Ésta es la historia de Amalia la peluquera, Marisa víctima de un ERE, Pascual el dueño del bar, Sofía la maestra, y muchas más.

La obra nos ofrece un mensaje de denuncia de nuestra sociedad actual, pero también de ánimo y fortaleza para seguir adelante. Un claro ejemplo de ésto es el prólogo (para mí la mejor parte del libro) donde también, Almudena Grandes nos explica los orígenes de la tradición de besar el pan cuando se cae al suelo antes de comerlo, por culpa del hambre que se pasó durante la Guerra Civil y la Postguerra, cuando la comida era tan escasa, que no podían permitirse tirar el pan cuando éste se caía. La verdad es que mi abuela siempre besa el pan cuando se ha quedado duro antes de tirarlo a la basura, supongo que ésta será una variación de ésta tradición, yo siempre he pensado que como ella es tan supersticiosa era alguna manía suya.

Las historias de esta novela son tan duras, que yo he ido racionándome el libro, también como cada capítulo es un personajes y una historia distintos pues me ido leyendo uno de vez en cuando, vamos que el libro me ha durado semanas (normalmente yo devoro los libros, hasta que los termino no puedo parar de leer, como mucho me duran tres días).

Éste libro no tiene nada que ver con los anteriores de Almudena Grandes, es algo totalmente distinto. A mí siempre me ha dado mucha rabia no empatizar con sus libros, siendo ella una grandísima escritora e historiadora, diría que incluso de las más grandes de España, pero la verdad es que no me suelen gustar, no sé por qué será.

En los besos del pan encontramos todas y cada una de las caras de la crisis económica, recogiendo miserias personales como: los centros okupas, contratos basura, los ERE, las crisis de las pequeñas empresas, de los comedores escolares… Todos temas muy de actualidad, en ocasiones parece que estamos leyendo una noticia de prensa.

Nos encontramos con situaciones como manifestaciones en plazas o calles, colas interminables en la oficina de empleo, recortes en la economía doméstica para poder llegar a fin de mes, negocios que se ven obligados a cerrar o a bajar sus precios para poder mantenerse.

Los personajes están perfectamente construidos, podrían ser vecinos de cualquiera, son humanos y cercanos, pero también encontramos maldad, orgullo, remordimientos y envidias. Hay mucha diversidad de personajes, los encontramos de todas las generaciones y de todas las clases sociales, por lo que cada uno tendrá su forma de pensar, sus prejuicios, etc.  Sus vidas giran y se entrecruzan y van sacando fuerzas para seguir viviendo no sabemos de dónde.

La trama es muy ágil, gracias a la abundancia de diálogos y un lenguaje coloquial muy actual con muchas expresiones. Los capítulos son cortos pero la trama de cada mini historia avanza en cada uno de ellos, la autora no se va por las ramas, se ciñe a lo importante.

Para resumir los besos en el pan es una lectura conmovedora, actual, desgarradora y sin pelos en la lengua sobre la necesidad y la urgencia social que estamos viviendo. Nos dice Almudena Grandes al final que los “malos” no aparecen en la novela, que ya sabemos quiénes son, durante todo el libro encontramos denuncias y testimonios sociales pero no políticos, aunque las ideologías políticas de la autora sean de dominio público.

Éste es un libro triste pero bonito, con un mensaje esperanzador para nuestros tiempos, un canto a la superación. Ésta no es una novela que recomiende a todo el mundo, solo a los que os guste leer sobre este tipo de dramas sociales,  aunque espero sinceramente que si lo leéis os guste más que a mí.       

Comentarios