Reseña: Patria de Fernando Aramburu

Título: Patria 
Autor: Fernando Aramburu
Editorial: Tusquets
Fecha: 2016
Páginas: 648

El día en que ETA anuncia el abandono de las armas, Bittori se dirige al cementerio para contarle a la tumba de su marido el Txato, asesinado por los terroristas, que ha decidido volver a la casa donde vivieron. ¿Podrá convivir con quienes la acosaron antes y después del atentado que trastocó su vida y la de su familia? ¿Podrá saber quién fue el encapuchado que un día lluvioso mató a su marido, cuando volvía de su empresa de transportes?

 Por más que llegue a escondidas, la presencia de Bittori alterará la falsa tranquilidad del pueblo, sobre todo de su vecina Miren, amiga íntima en otro tiempo, y madre de Joxe Mari, un terrorista encarcelado y sospechoso de los peores temores de Bittori. ¿Qué pasó entre esas dos mujeres? ¿Qué ha envenenado la vida de sus hijos y sus maridos tan unidos en el pasado?

Con sus desgarros disimulados y sus convicciones inquebrantables, con sus heridas y sus valentías, la historia incandescente de sus vidas antes y después del cráter que fue la muerte del Txato, nos habla de la imposibilidad de olvidar y de la necesidad de perdón en una comunidad rota por el fanatismo político.


OPINIÓN PERSONAL:

Llevaba mucho tiempo queriendo leer este libro, pero por unas cosas y otras no lo he podido leer hasta ahora, sabía que me iba a gustar, pero no me imaginaba que me gustaría tanto.

Como todos sabréis este libro trata sobre ETA, pero, por si a alguno esto os echa para atrás, especificar que trata sobre la sociedad vasca en los tiempos de ETA, es decir, que no vamos a encontrar nada de política, solo personas, y más concretamente dos familias, que representan los dos bandos de este conflicto armado.

La primera de las familias compuesta por Bittori y el Txato con dos hijos: Xavier y Nerea, la segunda por Miren y Joxian con tres hijos: Joxe Mari, Arantxa y Gorka, estos son los nueve protagonistas de la novela. En ambas familias encontramos un matriarcado, dos mujeres que gobiernan un mundo doméstico de hombres silenciosos, pusilánimes y acobardados en el que ellas tienen la última (y en ocasiones única) palabra.

La familia del el Txato y Bittori ha prosperado en el pueblo, tienen una empresa de camiones y les va bastante bien, esto despierta envidias en el pueblo, y algún vecino no tarda en chivar esta información a ETA. El conflicto entre las familias (amigos de toda la vida) comienza cuando el Txato se niega a pagar el impuesto revolucionario, a partir de ahí comienza un acoso de todo el pueblo hacia esta familia (pintadas de odio, huelgas en su empresa, se niegan a venderles en los comercios, …), hasta que se produce un atentado, y el Txato es asesinado.

La trama trata cuarenta años de fascistización de la sociedad vasca, especialmente en los pueblos donde la influencia de ETA era mayor, pues encontramos una sociedad cerrada y recelosa donde la presión grupal era tan fuerte que infinidad de jóvenes entraron en este grupo terrorista.

Lo que más me gusta del libro es que está escrito desde ambas perspectivas, así que gracias a Joxe Mari (el que entra en ETA) podemos conocer todo el mundo de la lucha armada: como viajaban a Francia, el papel de la iglesia, los entrenamientos, como los dividían en comandos, donde escondían las armas, etc; y todo lo que surgió a raíz de los encarcelamientos: el trato de los terroristas como héroes, la ocultación de las víctimas, la mentalidad de pueblo perseguido, la excusa de la defensa del euskera, la división de la comunidad, etc.

Por otro lado, tenemos la familia de una víctima asesinada por ETA, una familia con una marca que no pueden borrar con el paso de los años, una familia que no sabe exactamente lo que le pasó a su padre/marido, una viuda que no encuentra la paz, unos hijos afectados que no encuentran su lugar en el mundo, la negación a ser tratados como víctimas, la ocultación del atentado a sus amigos y allegados (Nerea incluso se lo oculta a su marido). Me ha llamado mucho la atención, ya que siento que es una familia que sufre vergüenza de lo que pasó, es como si ellos fueran los malos, ellos a los que les han asesinado a un miembro de su familia, van por la vida ocultándose, ocultando este hecho y negándose la felicidad.

Aamburu con esta novela nos ofrece un ejemplo que pudo pasar de una familia cualquiera, una de tantas, que se ha visto afectada por la existencia de esta banda armada, así lo vemos en los nueve protagonistas, nueve vidas que tomaron rumbos diferentes, nueve perspectivas de la vida cotidiana en la sociedad vasca de este periodo de tiempo tan duro.

Es un libro que se lee muy rápido y fácilmente, el lenguaje es muy coloquial, adaptándose el autor a como hablarían sus personajes (en general gente de pueblo pequeño con pocos estudios), capítulos cortos, cada uno contado por un personaje distinto en primera persona. No me ha gustado mucho tanto salto en el tiempo, a menudo me perdía y hasta que no avanzaba en el capítulo no sabía ni que personaje hablaba ni en qué tiempo estaba.

Hay otras cosas del libro que no me han gustado, como en los personajes: que el que es bueno, como el Txato, es buenísimo y la que es mala, como Miren, es malísima. Que son personajes muy clichés: el vasco bruto, tonto y zampón que se hace etarra, el chico sensible y lector que acaba siendo gay, los matrimonios de mujer mandona y marido calzonazos, las mujeres que aceptan que sus maridos les sean infieles, etc.

Vamos que la novela, en mi opinión, tiene alguna cosa que se podría mejorar, pero en general me ha gustado muchísimo, muy recomendable.

Sé que es un tema bastante actual, y que puede despertar opiniones muy radicales tanto a favor o en contra. En mi opinión me gusta que se empiece a escribir sobre estos temas, sobre todo para los jóvenes, que no vivimos en esta época, a mí me pilló muy pequeña, pero recuerdo que cuando asesinaron a Miguel Ángel Blanco, que yo tenía ocho años, mi madre nos llevó a una manifestación aquí en Madrid, y me afectó tanto que aún lo recuerdo. 

Comentarios

  1. ¡Hola!
    Que ganas de leerlo. Si, yo tambien veo necesario que se escriba sobre ese tema, no debe quedar en el olvido.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, sí, y sobre todo conocer como era la vida allí, espero que te guste!!!

      Besos

      Eliminar
  2. Esta ha sido una de las novelas que más me han impactado y gustado del año, me ha hecho revivir momentos muy difíciles pero a la vez, intensos. Viví en el Norte en esa época tan convulsa, y pasé miedo, mucho miedo en ocasiones...pero el recuerdo que prevalece es el de la lucha, la esperanza y los amigos...

    Un besito.
    Yolanda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Yolanda, me alegra mucho tu comentario, ese creo que es también el mensaje del autor, que nos deja en el último capítulo, la esperanza

      Besos

      Eliminar

Publicar un comentario