Reseña: Orgullo y prejuicio de Jane Austen

Título: Orgullo y prejuicio
Autor: Jane Austen
Editorial: Alba 
Fecha: 2009
Páginas: 424



«Es una verdad universalmente aceptada que todo soltero en posesión de una gran fortuna necesita una esposa»



OPINIÓN PERSONAL:

¡Hola! Hoy vengo a hablaros de la segunda lectura del reto Un té con libros. Se trata del libro más conocido de Jane Austen: Orgullo y prejuicio. Seguro que aunque no lo hayáis leído o visto alguna adaptación todos conocéis la historia.

A mí esto me cabrea un poco, ya que es un libro que impone por su fama, nos metemos en la lectura con ideas preconcebidas, o muchas personas directamente prefieren no leerlo por estas mismas ideas. Jane Austen tiene una fama inmerecidísima de escritora de romances cursis. Y es que este libro pone a prueba la capacidad de interpretar del lector, y de deducir el verdadero mensaje de la autora.

La historia transcurre a finales del siglo XVIII, conocemos a la familia Bennet compuesta por el señor y la señora Bennet y sus cinco hijas: Jane, Elizabeth, Lydia, Mary y Catherine. Es una familia sin muchos recursos (aunque dentro de la clase alta), el problema es que al tener todo hijas y ningún hijo varón, a la muerte del señor Bennet todas las propiedades pasarán al familiar varón más cercano, en este caso el primo Collins.

Aquí ya podemos ver la primera crítica de la autora, el feminismo, puede que para nuestros tiempos no tenga gran importancia, pero para la época en la que fue escrito tiene un gran valor poner esta injusticia de manifiesto.

Cierto día, llega a Netherfield Park un soltero de oro, y en seguida la señora Bennet se vuelve loca de alegría pensando ya en casar a una de sus hijas. Se trata del señor Bingley, que llega acompañado de algunos amigos, entre ellos sus hermanas y el señor Darcy. Con la llegada de este grupo, la vida en Netherfield Park se llena de invitaciones, paseos y bailes.

Y aquí es donde está la gran critica de la autora, escondido entre esta historia de época con las típicas costumbres y protocolos de la sociedad del momento. Y eso es precisamente lo que desaprueba Jane Austen, todo ese despliegue de cortesía, visitas, paseos, tarjetas de agradecimiento e infinidad de conversaciones de como deben comportarse tanto los caballeros como las damas para contraer un buen matrimonio.

Jane Austen fue una gran maestra con los dobles sentidos, en esta novela podemos darnos cuenta de como era en realidad esa sociedad, la falsedad (aquí cabe mencionar especiualmente a las hermanas del señor Bingley), los prejuicios, la hipocresía, lo establecido y dado por correcto donde lo salido del molde estaba muy mal visto.

El punto fuerte de las novelas de Austen, para mí, siempre son sus personajes. En este caso me ha encantado los caracteres tan distintos de los señores Bennet, aunque pueda parecer él el bueno y ella la mala, no he podido evitar comprender a la señora Bennet, ya que siendo mujer entiende perfectamente como funciona la sociedad, y como si una de sus hijas se quedase soltera no le esperaba nada bueno, a su manera ella solo quiere un buen futuro para sus hijas.

También hay muchos contrastes en la personalidad de las hijas, son unas hermanas que se complementan. Hay dos bandos: por un lado, Jane y Elizabeth más educadas y tranquilas y por otro, Lydia y Catherine más parecidas a su madre; luego está la pobre Mary, tan apagada y solitaria que no encaja en ningún sitio. Sobre todo, me ha hecho gracia el comportamiento de las pequeñas, ya que es perfectamente normal en adolescentes de nuestros tiempos, supongo que hay cosas que nunca cambian.

Y como no, también está el señor Darcy, el personaje que más pasiones despierta en el mundo literario. Yo confieso que le odié durante la primera mitad del libro, y en la otra me pareció algo blandengue, no es mi tipo, pero entiendo que millones de lectoras y lectores suspiren por él.

Elizabeth personifica el prejuicio y Darcy el orgullo.

Los secundarios también son geniales, me gustan especialmente el irritante señor Collins, el débil y manipulable Bingley y la malvada lady Catherine de Bourgh.

El ritmo de este libro se me hizo infinitamente más ameno que el anterior, también he de decir que lo escuché en audiolibro, que siempre me suelen resultar un formato más dinámico. Aunque también hay muchos más diálogos, lo que hace avanzar más la trama, no son tan repetitivos como en Sentido y sensibilidad. La verdad es que no me sorprende que sea una historia que funcione tan bien tanto en libro como en película.

La pluma de Austen es muy cuidada. Su narración, plagada de ironía, humor y dobles significados camufla a la perfección, en una simple historia, un sinfín de ideales. Vemos otro lado de esa sociedad, cargada de falsedades e intereses.

Por supuesto es una novela que recomiendo encarecidamente, no importa si creéis conocer la historia o habéis visto la película, darle una oportunidad, estoy segura de que os vais a llevar una sorpresa.

Comentarios

  1. Un clásico de primera,lo leí hace mucho pero es atemporal, cualquiera lo puede disfrutar hoy en día.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola guapa!

    Justo llevo ahora mismo medio libro y lo estoy disfrutando mucho. Ya comentaré mis impresiones cuando lo acabe pero me está encantando aunque reconozco que hay unos cuantos personajes que me están sacando de mis casillas, tal vez porque esperaba que fueran más inteligentes y más confiadas #hastaaquípuedoleer

    Volveré a comentarlo por aquí cuando lo acabe.

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!

      Quien te está sacando de las casillas??? me puedo imaginar que Lydia o la señora Bennet. A mí me dió mucho en lo que pensar, tengo una hermana de quince años y se comporta de forma muy similar jajaja

      Besos

      Eliminar
    2. SPOILER:

      Si te soy sincera, en el momento que escribí el comentario estaba muy cabreada con Lizzy por lo confiada que es con Wickham pero ya he avanzado bastante y ahora no soporto a Lydia (a la señora Bennet no puedo con ella desde el primer capítulo), jajaja

      Eliminar

Publicar un comentario